¿Qué es un TOC?

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad

¿Cuáles son sus principales síntomas?

Se caracteriza principalmente por dos síntomas:

  • Las obsesiones son miedos o preocupaciones irracionales, es decir, que no atienden a la lógica, y que generan elevados niveles de ansiedad a quienes las padecen. Pueden aparecer no solo como frases o ideas, sino también como imágenes, impulsos, sensaciones físicas, etc., y la característica común a todas ellas es que aparecen de forma involuntaria, por lo que se las denomina intrusiones. De hecho, una de las principales dificultades que refieren las personas que viven con TOC es precisamente la de no poder librarse de estas ideas, y cuanto más lo intentan más invadidas se ven. Muchas de las personas afectadas son conscientes de la irracionalidad de sus obsesiones, lo cual hace que aumente su sufrimiento por miedo a estar “volviéndose locas”.
  • Las compulsiones, también conocidas como conductas de neutralización, son aquellas que la persona desarrolla bien para que no pase el suceso temido, bien para reducir la ansiedad producida por la obsesión. No existe una conexión real entre la conducta realizada y el contenido de la obsesión, si bien la persona refiere sentir la necesidad de realizarla para quedarse tranquila. Es esta característica la que define cualquier compulsión, categoría que comprende actos tan dispares como los rituales (que se realizan de manera mecánica y repetitiva), los razonamientos (la persona intenta “salir” de la situación aplicando la lógica o buscando información al respecto) o las evitaciones (huyendo de los estímulos que provocan la aparición de la obsesión). Partiendo de aquí, se entiende que estas conductas pueden ser prácticamente de cualquier índole, si bien hay algunas, como ordenar objetos, limpiar o lavarse las manos, que siempre han recibido una mayor “prensa”. Muchas de estas conductas son frecuentemente confundidas con las manías que todos, en mayor o menor medida, tenemos. La principal diferencia estribaría en que una manía se trata de una preferencia, es decir, de una conducta que se realiza por el placer de hacerlo, o por hábito, o como fruto de una decisión racional. Una compulsión, en cambio, se siente como una necesidad, algo que la persona siente que debe hacer para poder continuar con su vida, o de lo contrario esa preocupación la perseguirá y no le permitirá sentirse bien.

ActualmentAnsiedad por el ordene, se considera el TOC como un trastorno crónico, lo que implica que no llega a desaparecer. El principal objetivo terapéutico ha de ser, por tanto, que la persona aprenda a gestionar sus síntomas para poder llevar una vida normal sin que el trastorno la condicione. Más concretamente, se trataría de eliminar cualquier conducta de neutralización, reducir al mínimo los niveles de ansiedad para que no interfieran en el funcionamiento cotidiano, y enseñar a la persona a gestionar sus intrusiones, perdiéndoles el miedo y dejando de responder a ellas como lo hacía previamente.

Si estás interesado aprender qué es la ansiedad y el estrés y en cómo manejarlos, puedes acudir a nuestro próximo taller.

Infórmate en info@centrobushell.com

 

Autor: Álvaro Urias