Todos sabemos la revolución que ha sido el uso de redes sociales, como Facebook o Twitter, y otras aplicaciones como WhatsApp o Skype a la hora de comunicarnos, ahora podemos hacerlo de manera sencilla e inmediata con cualquier persona, independientemente de dónde se encuentre. Pero este uso no está exento de problemas.Hoy en día dejamos buena parte de la responsabilidad del curso de nuestras relaciones en manos de las nuevas tecnologías.

Hemos querido rescatar este articulo http://www.lasprovincias.es/20131010/mas-
actualidad/sociedad/whastapp-ruptura-parejas-separacion-201310101250.html
del 2013 para que ilustrar hasta que punto esto es así.

El diario CyberPsychology  realizó un estudio en el que  concluyeron  que 28 millones de parejas rompen a causa de WhatsApp y Facebook. Según este estudio “padecemos”  Lo que llaman el síndrome del doble check,  que es el estado de ansiedad que nos origina cuando vemos que la persona a la que hemos escrito ha visto nuestro mensaje y no nos responde.

whatsapp y parejaEsto nos hace plantearnos muchas dudas sobre la calidad de las relaciones y la ansiedad que nos supone la necesidad de control¿cómo es la comunicación con nuestra pareja para que se den estas situaciones? Situaciones que, como menciona dicho estudio, en un gran número de ocasiones llevan a la ruptura.

Posteriormente a este artículo, encontramos este otro queda con el verdadero “quid” de la cuestión. No se trata de que las redes sociales provoquen las rupturas, las relaciones sentimentales y la comunicación en la pareja ya estaba deteriorada y la presencia de un WhatsApp inoportuno sólo ha desencadenado el triste final.

http://www.eldiario.es/hojaderouter/internet/Whatsapp-relaciones-problemas_de_pareja-detectives-abogados-consejeros_matrimoniales_0_348915726.html

Hoy en día existen muchas parejas que se conocen mediante aplicaciones como Meetic, E-darling, POF, Badoo, Tinder… en las cuales los primeros contactos están basados en las conversaciones por chat. Cuando no se conoce bien a la persona (cara a cara) el uso de estas aplicaciones, según avanza la pareja, puede llegar a tener efectos negativos como son el aumento del control y los celos. Es posible que estemos abusando del uso de este tipo de aplicaciones, siendo la base de comunicación de muchas parejas que, ante cualquier malentendido, no tratan de hablar con la persona implicada (ya sea por teléfono o en persona) Sino que llegan a sus propias conclusiones (interpretando erróneamente lo sucedido en muchas ocasiones) y se enfadan con el que consideran responsable del error. Si lo utilizo como medio para calmar mi ansiedad o controlar a mi pareja, algo está fallando en mi relación o en mí mismo.

No podemos olvidar que la comunicación tiene dos aspectos fundamentales para que el mensaje llegue lo más claro posible a nuestro interlocutor: lenguaje verbal y lenguaje no verbal (la cual supone el 80% de la informacióndel mensaje en una conversación). Mediante las nuevas tecnologías (WhatsApp, Line, Telegram…) carecemosdel lenguaje no verbal que, como muchos estudios avalan, es el más importante y nos centramo
s sólo en las palabras.

terapia de pareja psicologíaLa comunicación va más allá de si se habla o no se habla, o de cuánto se habla. Tiene más que ver con lo que se dice y cómo se dice. Una mirada, un gesto, una sonrisa, el tono de voz… y nos lo perdemos escondidos detrás de nuestro móvil.

La clave está en aprendera gestionar y usar las redes sociales como instrumentos que nos ayuden a mejorar nuestras relaciones y no olvidemos que la eficacia de éstas no depende de la rapidez de la respuesta, sino de compartir también tiempo de calidad y cercanía. ¡No lo perdamos!

Eva Lorenzo de Heras